10 Maneras de Vencer el Calor del Verano en un Foodtruck

El calor del verano ha aumentado considerablemente y es un hecho que el bochorno en los foodtrucks del país estará en aumento.
Para los que están iniciando su negocio móvil y para los que ya tienen experiencia, es fácil distraerse por las actividades cotidianas del negocio, pero es importante tener como prioridad protegerte a ti y a tus empleados, y mantener las temperaturas durante el periodo de calor extremo.

PROTÉGETE A TI MISMO

El sincronización es la clave.
Ya sea para un evento especial o agregar un nueva parada a tu ruta, siempre trata de limitar tus actividades durante horas calurosas del día. La hora del almuerzo es la hora más ocupada para un foodtruck, no serás capaz de evitar el sol de mediodía, pero haciendo unos pequeños ajustes a la hora de inicio y duración del turno puede hacer una gran diferencia cuando las temperaturas comienzan a elevarse.

Estaciónate estratégicamente
Asegúrate de preguntar todo lo que puedas sobre el lugar donde estacionarás tu camión, con los propietarios del lugar o con los organizadores del evento, para poder establecer todas las medidas de seguridad. Si te dan la oportunidad, selecciona un lugar donde no te esté dando el sol directamente, y asegúrate que haya áreas con sombra cerca, donde tu y tus clientes puedan comer y descansar. También quieres asegurar que la locación que escojas te dará: libre acceso y estacionamiento; ventilación adecuada para el escape, la contención de posibles fugas de fluidos, grasa, y agua residual; y áreas de seguridad para evitar la obstrucción visual donde los vehículos y los peatones se mezclan. Siempre consulta con las autoridades regulatorias para evitar un citatorio o una clausura por violaciones de trafico o de salubridad.

Vístete apropiadamente
Aunque es tentador usar pantalones cortos y chanclas por el clima, es importante siempre mantener la imagen de presentación cuando se trabaja en un establecimiento de comida. Si estas trabajando con fuego o un equipo que requiere encenderse, o si estas trabajando cerca de equipo que genera líquidos muy calientes, entenderás que quieres usar ropa que te proteja el cuerpo del calor, salpicadas, y derrames. La ropa debe ser de color claro y hechas de telas ligeras, transpirables, como el algodón y otras fibras naturales, para mantenerte fresco. La vestimenta holgada no se recomienda cuando se trabaja con fuego, no son artículos hechos de telas sintéticas, ya que pueden sofocar la circulación del aire y tienen una tendencia a ser mas inflamables. Los zapatos cerrados con suelas anti-derrapantes se sugieren para proteger los pies y prevenir otras cosas como: resbalones, tropezones y caídas. No olvides el protector solar.

Mantente hidratado
Para evitar el estrés del calor, es importante tomar precauciones para hidratar tu cuerpo durante las horas de trabajo, repón los líquidos perdidos bebiendo aproximadamente 1 taza de agua cada 15 min. Como el calor puede causar cambios en tu metabolismo, asegúrate de consultar con tu medico sobre el consumo de bebidas energéticas que pueden llegar a contener azucares, cafeína y otros estimulantes. Algunos de estos llegan a subirte la temperatura, el ritmo cardiaco, la presión, o a provocar cambios en el azúcar que pueden causarte problemas en la salud. Es buena idea designar un área donde se puedan guardar o mantener las bebidas y otras pertenencias personales para evitar que se maltraten si se caen al suelo o tirar esos objetos dentro de las freidoras por ejemplo.

Tomate un descanso
Cuando sea posible, toma pequeños descansos para aclimatarte un poco en la sombra. Cuando sudar y reponerlo con agua bien fría para enfriarte, ya no es suficiente para enfriar tu cuerpo, puedes empezar a experimentar debilidad, mareos, dolores de cabeza, confusión, desmayo… o puedes incluso hasta vomitar. Todos estas son señales de agotamiento por el calor, que puede llevar a un golpe de calor o la muerte si no tomas cartas en el asunto para salirte de esa situación. Si te das cuenta que tu o algún compañero esta sufriendo por la temperatura, llama a emergencias.

MANTÉN TUS TEMPERATURAS

Mantén la puerta cerrada
Abrir y cerrar repetidamente la puerta del refrigerador permite que el aire fresco se escape y el aire caliente y húmedo se quede. Dejarla cerrada es lo mas simple y mas efectivo para que la temperatura se mantenga dentro del refrigerador.

No te sobrecargues.
Sobrecargar el refrigerador de cosas reduce la eficiencia de este y aumenta el tiempo que toma en enfriar los productos, particularmente cuando el flujo de aire está bloqueado. Cuando el espacio es pequeño es necesario dividir el producto en pequeñas porciones, dejando espacio alrededor de los contenedores de almacenamiento para que el calor puede escapar y llegar a ser absorbido por el refrigerante. Esto hará que los objetos se enfríen mas rápido, dejándolos fuera de peligro. Si la unidad está alcanzando la capacidad máxima, quizás debas enfriar los objetos en un pequeño baño de hielo, y asegúrate de guardar los alimentos perecederos en la parte de atrás.

Deja el cartón
El cartón, los productos de papel, el poliestireno, la madera, y otros materiales porosos absorben el aire fresco, y esto comienza a hacerse algo malo cuando lo niveles de humedad llegan a un 70%. Estos materiales también actúan como aislante, aumentando la cantidad de tiempo que tardan los productos alimenticios en enfriarse. Cuando sea posible remplaza estos material

Regresar a los Artículos